My First Device, un informe de Norton by Symantec, parece haber dado con buena parte de las preocupaciones de los padres en cuanto al tiempo online de sus hijos. Mientras los padres y madres tratan de enseñar a sus hijos a gestionar y estar protegidos online, a 6 de cada diez (63%) les preocupa dar mal ejemplo al pasar ellos mismos demasiado tiempo con el móvil. De hecho son los propios niños los que no se cortan en reprochárselo.

 El 41% de los encuestados admite que les han “regañado” sus propios hijos por pasar demasiado tiempo online.

My First Device

Reino Unido encabeza la lista. Los niños británicos son los que más tiempo pasan frente a los dispositivos móviles, casi tres horas diarias (2 horas y 55 minutos). Y aunque los niños españoles son los que menos tiempo pasan con los dispositivos móviles (2 horas y 24 minutos), la diferencia es de tan solo 30 minutos menos que en otros países.

My First Device. Un informe de Norton

El informe ha sido realizado tras analizar las entrevistas a más de 7.000 padres de toda Europa y Oriente Medio. My First Device explora los desafíos a los que se enfrenta la primera generación de padres “digitalizados”. A diferencia de ellos, sus hijos nunca han conocido un mundo sin smartphones ni tablets. Por lo tanto, los padres actuales están traspasando una nueva frontera.  Se cuestionan la edad apropiada a la que sus hijos deberían estar expuestos a la pantalla o tener su “propio” dispositivo. Al mismo tiempo que ellos mismos examinan sus hábitos personales y los efectos potenciales que pueden tener sobre sus hijos.

My First Device

La educación actual de los hijos no es fácil”, señala Ramsés Gallego, Security Expert en Norton by Symantec. “Viejos problemas como conseguir que los niños se coman la verdura, se vayan pronto a la cama y hagan los deberes siguen estando ahí, pero ahora hay una capa añadida de tecnología con la que los padres tienen que lidiar. A diferencia de sus hijos, la mayoría de los padres actuales no creció con dispositivos conectados como los smartphones y las tablets, por lo que no les es nada fácil fijar y cumplir ellos mismos las reglas de uso de pantallas”.

Resultado de imagen de niños educacion padres movil

My First Device revela también que los niños prefieren pasar tiempo frente a la pantalla móvil antes que tomar dulces. Además, los niños pasan más tiempo frente a la pantalla del móvil que jugando fuera, y una cuarta parte de los padres europeos asegura que su hijo pasa online más tiempo que ellos. De media, los niños emplean cada día más de dos horas y media de su tiempo de ocio en dispositivos móviles, una hora y media más que el tiempo que pasan jugando fuera.

Unos padres divididos. ¿Maldición o Bendición?

Casi la mitad de los padres españoles cree que la tecnología y los dispositivos móviles pueden ayudar a reforzar las capacidades de aprendizaje y resolución de problemas de sus hijos (49%). Casi tres cuartas partes (71%) de los progenitores españoles considera además que tener sus propios dispositivos enseña a los niños a ser responsables. Además una gran parte de los padres considera también que fomentan la creatividad (48%) y la felicidad (45%) de los niños. Como vemos la opinión esta muy dividida.

My First Device

Los padres están principalmente preocupados por el impacto negativo potencial que puede tener el uso de estos dispositivos. Más de la mitad de los padres españoles (53%) afirma que el tiempo frente a la pantalla del móvil afecta a la calidad del sueño de sus hijos. A los padres europeos les preocupa también el impacto perjudicial que tienen los dispositivos sobre los niveles de energía (42%), las habilidades sociales (40%) y la salud mental (37%).

Estas preocupaciones van a más conforme los niños crecen y manejan sus propios dispositivos, a edades cada vez más tempranas. My First Device muestra que los padres están cayendo en su propia trampa, puesto que, de media, los niños españoles consiguen su primer dispositivo a los 10 años, dos años antes de la edad (12 años) que los propios padres consideran que es la adecuada. En Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí la diferencia es aún mayor, los niños obtienen un dispositivo propio con tan solo 7 años.

La solución parece no estar del todo clara para nadie. Desde este mismo estudio se plantean soluciones o ayudas a algunas de las cuestiones de los padres. Pero la realidad es que estamos en terreno inexplorado. Solo el tiempo dirá quienes han tenido razón.

Fuente: MyFirstDevice by Norton

 

Únete a nuestro CANAL DE CHOLLOS

Únete a nuestro CANAL DE TELEGRAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.