Compartir

Acer Predator Z1 es un monitor dentro de la gama Predator de la conocida marca Acer enfocado eminentemente al gaming y ver contenido multimedia en la máxima resolución posible a nuestro alcance. Agradecer a Acer por confiar en nosotros y cedernos este producto para su análisis.

Acer Predator Z1

Predator Z1 es un monitor curvo (curvatura de 1800R) con un tamaño de 30 pulgadas en esta ocasión, aunque también está disponible en 27″ o 31.5 pulgadas para este modelo. La resolución es Full HD. Para este tamaño y tipo de monitor que estamos viendo habríamos preferido algo más de resolución.

Un diseño agresivo y muy gaming como lo son todos los productos de la categoría “Predator”, con una construcción en plástico de calidad y varias partes de metal. Una relación de aspecto de 21:9 por lo que como vemos es panorámico. Y una tasa de refresco de hasta 200 Hz (el índice de refresco estándar es de 144Hz aunque con overclock de velocidad de actualización puede llegar a esos 200).

Su base es de aleación de metal, suponemos que acero, dándole una robustez brutal, además de incorporar unas patas de goma para evitar que rayemos la superficie y/o el monitor se mueva (entre el peso y las patas de goma nos será imposible mover el monitor sin levantarlo). Esto influye en el peso claro, donde aquí tenemos unos 9,7 kilogramos en los que prácticamente 3-4 kilos son del soporte más la base. Y unas medidas de 50,6 x 31,4 x 71,3 cm.

El soporte es de características similares al estándar de montaje VESA, con el que podremos hacer giros y elevar o bajar el Predator Z1, con una sensación similar a estar flotando. Nos ha gustado mucho la calidad y fluidez de este soporte.

Este soporte ergonómico permite elevar el monitor hasta 120 mm, inclinarlo entre -5° y 25° además de poder rotarlo entre -30° y 30°.

El el lateral izquierdo de esta zona trasera (derecha si lo viéramos de frente con el monitor ya instalado) tenemos una especie de joystick con el que podremos navegar por todo el menú de este monitor (en el que se incluye un “modo juego”) además de tener la opción de pulsarlo (igual que los “clicks” de los joystick en los mandos de la Xbox o PS4). Acompañado de otros 4 botones físicos de power, volumen, etc. (un punto a favor, ya que hemos visto otros monitores de este estilo con sólo el joystick).

En el otro lateral tenemos 3 puertos USB 3.0 de tipo A y un puerto USB 3.0 macho de tipo B.

En una zona casi escondida y algo complicada de acceder tenemos un puerto HDMI, un puerto DisplayPort, jack de 3.5mm para los auriculares y la entrada de corriente propia. El acceso a esta zona aunque sea algo complicada tiene algo bueno, que es la limpieza de la parte trasera (aunque si lo tenemos pegado a la pared poco vamos a ver esto) y lo escondido que quedan los cables.

Terminando esta zona viene con DTS Sound con 2 altavoces de 7W, uno a la izquierda y otro a la derecha son un sonido estándar, son suficientes pero no destacan. A la hora de jugar lo mejor será siempre utilizar unos buenos auriculares.

Incorpora NVIDIA G-SYNC produciendo una experiencia de juego fluida sincronizando los fotogramas generados por la GPU con la frecuencia de actualización del monitor, que es de nada más y nada menos que 200 Hz, aumentando el número de fotogramas por segundo para ofrecer un movimiento 2D de enorme fluidez. Esto elimina el tearing de la pantalla y reduce el parpadeo al mínimo. Junto con un reducido tiempo de respuesta de 4 ms.

Estos monitor ofrece el 100% de cobertura sRGB para generar mejores colores desde cualquier posición. Gracias a esta tecnología favorece un amplio ángulo de visualización que alcanza hasta los 178°. Tecnología llamada VisionCare (anti-parpadeo, el filtro de luz azul, ComfyView y de baja atenuación). Y la destacable tecnología Tobii EyeTracking, que nos permite controlar los juegos con los ojos.

Ofrece unos ángulos de visión justos, como decíamos anteriormente con una mayor resolución ofrecería una recepción al ojo mucho mejor. El contraste de color no es todo lo bueno que debería, sobre todo por el precio que tiene este monitor y del que hablaremos al final. Cierto es que esta clase de monitores ofrecen una pantalla mate para que nuestra vista se canse menos a la hora de jugar pero creo que se han excedido aun con el filtro azul desactivado o que no encontraron el formato adecuado.

CARACTERÍSTICAS

  • Tiempo de respuesta: 4 ms
  • Resolución de la pantalla: 2560 x 1080 píxeles
  • Diagonal de la pantalla: 74.9 cm (29.5″)
  • Brillo de pantalla: 300cd / m²
  • Altavoces incorporados
  • Ángulo de visión, vertical: 178°
  • Ángulo de inclinación: entre -5° y 25°
  • Ángulo de rotación: entre -30° y 30°
  • Entradas: DisplayPort, HDMI, USB
  • Peso: 9,79 kg
  • Con rastreo de ojos (EyeTracking)
  • Potencia: 38 vatios
Acer Predator Z1
Acer Predator Z1

CONCLUSIONES

Acer Predator Z1 tiene un precio de unos 759€ sin EyeTracking y de unos 800€ si lo queremos con EyeTracking en tiendas como Amazon. Un precio caro, como todos los monitores de este estilo de todas las marcas. Cierto es que esta clase de pantallas ofrecen una calidad de imagen y sobre todo de fluidez a la hora de jugar que no nos la puede ofrecer un monitor normal, que la estética es muy bonita y agresiva, que el soporte estilo VESA es de lo más cómodo que hay a la hora de mover la pantalla de un lado a otro o subir/bajar en altura. Pero aún así es un precio exagerado, sólo apto para gamers que vayan a sacarle todo el rendimiento posible.

Como decimos todos los monitores de este tipo rondan precios similares en el mercado, así que si lo queremos tendremos que rascarnos el bolsillo. Es la única pega grande que podemos mencionar de el, el resto de características están a la altura de la gama alta, por ello desde TecnoLocura le otorgamos nuestra medalla de oro.

Galería:

ACER

¡Únete a nuestro canal de Telegram para enterarte de todas las noticias!

Y NO TE OLVIDES PARTICIPAR EN LOS SORTEOS INTERNACIONALES QUE TENEMOS ACTIVOS:

SORTEO 1

SORTEO 2

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here